Un día para recordar a mamá

0
247
Miles de salvadoreño tienen por tradición ir a los cementerios a enflorar y recordar a madres y esposas en el Día de las Madres./ Foto de Ana Torres.

El diez de mayo es la fecha establecida para brindar un tributo a nuestras madres, y es precisamente ese el que muchos aprovechan para salir con ellas, comprarles flores, regalos y más; mientras que otros simplemente le recuerdan dejando una rosa en sus tumbas.

Por Ana Torres

En el cementerio de Antiguo Cuscatlán muchas personas llegaron a recordar a sus madres el diez de mayo; llevaron flores, decoraron y arreglaron las tumbas de las mujeres que les dieron la vida; algunos llegaron en compañía de hijos y nietos.

“Es una forma de recordarla verdad, yo lo primero que hacia pues era felicitarla y todo, antes de todo venir aquí”, nos cuenta Susana Tovar.

Susana Tovar descansa luego arreglar la tumba de su madre en el cementerio de Antiguo Cuscatlán, La Libertad. /Foto de Ana Torres.
Susana Tovar descansa luego arreglar la tumba de su madre en el cementerio de Antiguo Cuscatlán, La Libertad. /Foto de Ana Torres.

Marta Rodríguez también llegó a visitar la tumba de su madre, quien falleció en diciembre de 2017, ella se reúne en el cementerio con sus hijos y nietos para brindar homenaje a su mamá. “Ella fue padre y madre para mi, ella me supo guiar, gracias a Dios que ella nunca me dejo, hasta ahora que ya se la llevó el señor”, afirma Rodríguez.

Como Susana y Marta, los esposos, José Luis y Juana, acuden al cementerio todos los años en esta fecha. Ambos tienen a sus madres enterradas en el mismo cementerio a tan solo metros de distancia, ellos recuerdan con mucho cariño cada una de las enseñanzas de sus madres.

“Nosotros teníamos una finca, y ella tenía de todo, guineos, mangos, bueno de todo lo que hay en una finca, y pasaba una señora cargada con el canasto de guineos mangos y de todo y ella decía yo le voy a comprar, y cuando le preguntábamos que teniendo todo eso y ella comprando me decía, hay que ayudar a la gente hijo, hay que quitarle pesor, porque usted no sabe un día va a andar con una carga así y alguien le diga: si venga le voy a comprar, usted va a sentir esa carga menos”, recuerda José.

Los esposos José Luis y Juana llegan cada año a visitar a madre y suegra en el cementerio./ Foto de Ana Torres.
Los esposos José Luis y Juana llegan cada año a visitar a madre y suegra en el cementerio./ Foto de Ana Torres.

Ambos tienen bastantes años de llevar esta tradición. José va al cementerio desde hace más de 12 años, mientras que Juana lleva siete años llegando a la tumba de su madre.

Pero no solo a la madres se le rinde homenaje. Jorge Palacios, llega al cementerio año con año, por partida doble: recordar a su madre y a la mujer que le dio sus hijos como él mismo expresa.

El amor a la madre y a la esposa llevan a Jorge Palacios al cementerio todos los años./ Foto de Ana Torres.
El amor a la madre y a la esposa llevan a Jorge Palacios al cementerio todos los años./ Foto de Ana Torres.

De 65 años Jorge dice que hay muchas personas que por religión pierden la costumbre de llevar flores al cementerio y recordar a sus seres queridos, pero que mientras él tenga vida seguirá la tradición de llevarle flores a su esposa y su madre.

Escuche las voces de Marta Rodríguez y los esposos José Luis y Juana, recordando a sus madres en el cementerio de Antiguo Cuscatlán, La Libertad.

No hay comentarios

Dejar una respuesta