UCA rinde homenaje a docente José Manuel González

0
123
Foto por Geovanni Fernández. El cariño de los alumnos está plasmado en lienzos ubicados en una de las paredes del Departamento de Comunicaciones y Cultura.

Empleados de la UCA recordaron esta semana con un acto cultural y una misa al docente José Manuel González. Durante el evento recordaron la vida del ex catedrático, cuya memoria quedó plasmada en varias generaciones de estudiantes y nuevos profesionales de las comunicaciones.

Por: Geovanni Fernández

El asesinato del catedrático y coordinador de Licenciatura en Comunicación Social de la UCA, José Manuel González, ocurrió el 4 de diciembre de 2015, en el cantón Planes del Ranchador de Chalchuapa, Santa Ana. El hecho causó conmoción en el Departamento de Comunicaciones y Cultura de esta universidad.

Los culpables fueron identificados como Edgar Cea Menéndez, Jonathan Pineda Rosales y Karla Mariela Zepeda. Fueron condenados a 25 años de prisión el 5 de enero de 2017; aunque el caso aún está en proceso de apelación.

José Manuel González es un modelo a seguir, inspiró a muchos jóvenes con sus clases de diseño y diagramación. Además era considerado muy cercano a sus alumnos, tenía pensamiento visionario en su trabajo, y era muy apasionado con lo que hacía. Tenía el propósito de cambiar a gran escala la carrera de Comunicación Social con el arte y sus ideas innovadoras en general.

El homenaje del segundo aniversario de su asesinato fue preparado en dos partes: un acto cultural para hacer memoria a su buen gusto estético, y una misa en la Capilla de la UCA, para evocar su religiosidad demostrada en su pueblo natal, Izalco.

Foto por Geovanni Fernández. Sacerdotes Andreu Oliva y Manuel Cubías escuchan los recuerdos sobre José Manuel, en el Auditorio Elba y Celina.
Foto por Geovanni Fernández. Los sacerdotes Andreu Oliva y Manuel Cubías escuchan anécdotas de quienes compartieron con José Manuel, en el Auditorio Elba y Celina.


Al evento asistió la familia y los amigos de José Manuel. También asistió el rector de la UCA, padre Andreu Oliva y el jefe del Departamento de Comunicaciones y Cultura, padre Manuel Cubías, quienes entregaron una placa de reconocimiento a los familiares.

La capilla de la UCA fue adornada con pinturas, dibujos e ilustraciones realistas, por cortesía de Roxana Beltrán, catedrática de Historia del Arte. La eucaristía fue celebrada por el rector, padre Andreu Oliva y el jefe del Departamento de Comunicaciones y Cultura, padre Manuel Cubías.

Beltrán narra que fueron compañeros en 1992, cuando tenían un club de pintura. Ambos eran muy apasionados al arte, hicieron muchas exposiciones en el museo FORMA; lo consideraba un socio y juntos vivieron muchas experiencias en el trabajo. Ella revisaba artículos que él escribía sobre política y también poesía.

Pocos días antes que él muriera habían planeado una exposición sobre el erotismo. Ella por el lado del arte y Gonzalez colaborando con la poesía. Lastimosamente, fueron planes que no se concretaron debido a su muerte. Beltrán considera que es importante realizar este homenaje para mantener viva su memoria. Incluso, opina que deberían realizar más homenajes a otras personalidades emblemáticas del Departamento de Comunicaciones y Cultura como Paquito Escobar y María Esther Chamorro.

Foto por Geovanni Fernández. Ex alumno de Gonzales comparte melodías con la audiencia.
Foto por Geovanni Fernández. Ex alumno de González comparte melodías con la audiencia que asistió al acto cultural en el Auditorio Elba y Celina.

La catedrática Julia Montúfar (Julita)lo conoció en 1996 al impartir una clase modelo sobre Historia de la Lengua Española en la UCA. Asegura que él destacaba por su rendimiento entre todos los estudiantes. Posteriormente, se convirtió en instructor de la materia Historia del Arte. Solían almorzar juntos y recuerda que era muy profesional con todo lo que hacía en el área estética.

Realizó diversos trabajos para el museo FORMA, también hizo una tesis sobre su natal Izalco. Siempre andaba muy involucrado con sus responsabilidades, era religioso y comprometido con su pueblo. Según Montufar, él no sabía decir que no a todo lo que le pedían. Le encantaba el café por las mañanas y publicaba sobre temas de política en la revista ECA.

El padre Manuel Cubías dijo que “José Manuel era creyente, la eucaristía es una forma de expresar nuestra fe en ese Dios de la vida, y eso es lo que queremos recordar al tenerlo presente a él (…) una característica de José Manuel era que se preocupaba por su pueblo”.

El sacerdote Andreu Oliva agregó: “Él fue muy buen catedrático, muy bien evaluado por sus alumnos y también muy valorado por sus compañeros (…) se le asignó la tarea de ser coordinador de la carrera de comunicaciones debido a su prestigio como catedrático y su cercanía con los estudiantes (…) una persona que se involucró mucho en su pueblo Izalco”.

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta