Sergio Ramírez: Periodismo y literatura “son vicios cercanamente peligrosos, cercanamente dichosos”

0
411
Foto Comunica. El escritor nicaragüense habló sobre educación integral y periodismo.

El escritor nicaragüense compartió el 21 de marzo con los estudiantes de la Licenciatura en Comunicación Social sus experiencias y opiniones sobre literatura, política y periodismo.

Por Héctor Guerrero.

La Cátedra Inaugural del ciclo lectivo de la Licenciatura en Comunicación Social de la UCA estuvo a cargo de Ramírez, quien habló sobre literatura, política, educación y periodismo a un grupo de estudiantes de todos los niveles de la carrera.

Los moderadores fueron Manuel Cubías, jefe del Departamento de Comunicaciones y Cultura de la institución, y Ricardo Roque Baldovinos, jefe del Departamento de Filosofía, quienes guiaron el conversatorio por algunos temas importantes en la historia del exvicepresidente de Nicaragua.

Educación integral

Un tema que no podía dejarse de lado en la charla es la educación como punto de partida para la transformación y el desarrollo social. Al respecto, Ramírez sostuvo que la verdadera educación no pretende la transformación egoísta de los individuos para su propio bien, sino para lograr el bien común.

Añadió que en una época como esta, donde el egoísmo prima en las relaciones humanas, se debe humanizar a las personas. “La educación integral sirve para entender a los demás”, señaló, y recalcó la importancia de las disciplinas humanísticas en la formación de hombres y mujeres integrales.

Literatura y periodismo

Otro tema obligado es el periodismo, y aunque no se trató el tema con profundidad, Ramírez habló sobre las diferencias y las semejanzas entre literatura y periodismo, y cómo ambas disciplinas pueden contribuir la una a la otra para enriquecerse.

“Lo primero que uno tiene que hacerse es un examen de conciencia literaria: ¿quiero ser escritor de ficción o periodista? Son vicios cercanamente peligrosos, cercanamente dichosos. Tienen un parentesco muy directo”, aconsejó a los jóvenes estudiantes.

Además, señaló que a pesar de que la técnica y la forma de ambas disciplinas es similar, la diferencia crucial entre ellas es el uso de la verdad y la mentira: “en la literatura de invención, la mentira es legítima. Uno puede tomar hechos reales como base para desarrollar una novela. Por el otro camino (el periodismo), uno no tiene derecho a mentir. La mentira se vuelve antiética”.

Jóvenes y política

Comunica también le preguntó sobre la crisis de la izquierda en países como Nicaragua y El Salvador, y al respecto afirmó: “La izquierda tiene que modernizarse, tiene que ponerse al día, porque si no, es una izquierda obsoleta. La izquierda que tiene las ideas de los años sesenta, de los años setenta, tiene que responder a las necesidades de los más jóvenes”.

Además, señaló que en el panorama actual, en el que las fuerzas políticas no responden a los intereses y necesidades de las nuevas generaciones, estas (los jóvenes) deben involucrarse más en el quehacer político.

“Uno de los problemas que vive América Latina es que los jóvenes se han decepcionado de la política, ven a la política como una cosa de corruptos, que no vale la pena seguir o poner atención. Más bien, los jóvenes deberían tomarse la arena política”, declaró.

Por último, añadió: “La izquierda se quedó atrás, pero no va a desaparecer. El amor por la justicia, por la libertad, por los más pobres, no puede desaparecer”.

No hay comentarios

Dejar respuesta