“Romero ya conquistó Roma”: cardenal Rosa Chávez

0
513
Foto: José García. El cardenal Rosa Chávez es recibido por la feligresía en su parroquia.

El cardenal Gregorio Rosa Chávez volvió emocionado a El Salvador. Durante el recorrido que inició en el Aeropuerto Oscar Arnulfo Romero, visitó lugares emblemáticos como el monumento Cristo de la Paz y la tumba del beato Romero en la Catedral Metropolitana. 

Por José García

Al llegar a su parroquia San Francisco, ubicada en el centro de San Salvador, Rosa Chávez celebró misa y explicó los elementos de su escudo cardenalicio: “Una estrella, que simboliza a la Virgen María; una palma, muestra de la iglesia salvadoreña martirial; el lema ‘una iglesia para los pobres’; y la imagen de monseñor Romero quien fue formándome como pastor”, comentó a la multitud que lo esperaba.

A la primera misa del cardenal asistieron obispos, feligreses y sacerdotes que estaban a la espera del religioso

Foto: José García. El cardenal Rosa Chávez oficia misa en su parroquia San Francisco
Foto: José García.
El cardenal Rosa Chávez oficia misa en su parroquia San Francisco.

“Muchas crucitas pequeñas. Así ha sido mi vida”, expresó durante la primera homilía que brindó el cardenal. Aseguró que estaba consciente que no era él quien debía estar allá en Roma siendo nombrado cardenal, pero que Dios actúa de manera extraña.

¿Por qué nombrar un cardenal que ha sido obispo auxiliar? fue la pregunta que el nuncio apostólico en El Salvador León Kalenga planteó durante su participación. “La respuesta es una sorpresa llamada Oscar Romero. Somos testigos de lo que está pasando en el nombre de Dios”, se respondió.

El cardenal aseguró que “Romero ya conquistó Roma”. Se refirió a un grupo de feligreses llamados “Los amigos de Romero” que se han unido en una iglesia en la capital del mundo católico. Dijo que la iglesia salvadoreña se pone en camino bajo la fórmula de “Cristo aquí y entre los pobres”. Y que el Papa pide que sea una iglesia profética martirial, subrayó.

Así mismo, reiteró la preocupación del “pueblo que sufre, que llora, que cuenta sus muertos a diario y que merece una suerte diferente”, refiriéndose a El Salvador.

José Ángel Rivera, estudiante de Teología en el Seminario San José de la Montaña, aseguró que el nombramiento del cardenal supone un compromiso de parte de todos los sacerdotes salvadoreños. “Hay que estar más cerca del pueblo y mantener los principios del reino, como lo enseñó monseñor Romero”, comentó. Se refirió a un trabajo misionero, con más presencia de Dios en los lugares más recónditos del país.

Su primera eucaristía concluyó en medio de danzas, cantos populares y vivas al cardenal. Además, reiterando la peregrinación en memoria del beato Romero que se realizará próximamente. “El cardenal abrirá las calles hasta Ciudad Barrios para llegar a la tierra de Romero”, expresó el nuncio apostólico.

No hay comentarios

Dejar una respuesta