Retos de los jóvenes en las votaciones

0
271
"No hay información necesaria para tener un buen criterio de votación", votante joven. Foto Katya Gutiérrez.

“Incentivar el voto por rostro es darle mayor poder a la ciudadanía y que el diputado tenga la duda a quien ser leal, a la ciudadanía o al partido”, Álvaro Artiga, politólogo.

Por Ricardo Escobar

En estas  elecciones por alcaldías y diputados, es una incógnita cómo reaccionará la población  al sistema de votación. Es aún más la duda en el sector de los jóvenes que ya ejercieron su sufragio en las elecciones pasadas y los que lo harán por primera vez. Son diferentes variables  que ofrece el nuevo formato de voto este 4 de marzo, abonado al desinterés hacia la política de  por las nuevas generaciones.

Según datos de los últimos informes del Instituto Universitario de Opinión Pública (IUDOP), 31.3% de las población está poco interesada en ir a votar, 75.6% de la población no conoce a los candidatos a diputados en las próximas votaciones. Mientras que el 42.5 % tiene poca confianza en las próximas elecciones. Esto muestra un panorama  de voluntad de los jóvenes hacia las elecciones, pues  un 25% de los encuestados fueron jóvenes de 17 a 25 años.

Las cifras anteriores demuestran que los jóvenes tienen retos a enfrentarse éste 4 de marzo. Principalmente la apatía a ir a votar, el desconocimiento de los candidatos en las contiendas de alcaldías y diputados y desconfianza al sistema electoral. La falta de interés lleva al desconocimiento del protocolo de votación y falta de criterio a la hora de elegir. Además del temor de ir a realizar su sufragio por la situación de violencia que vive el país.

Gabriela Torres, de 23 años de edad mencionó que solo conoce un 10% de los candidatos en la hoja para la Asamblea Legislativa. No hay información necesaria para tener un buen criterio de votación. “Para mí el mayor reto es hacer valer mi voto”, citó la votante.

Para el politólogo encargado del departamento de sociología de la UCA, Álvaro Artiga, el principal reto para los jóvenes en estas elecciones es tener un voto consciente y razonado. Explica que esto se debe a la falta de información de los candidatos en general. Además de la falta de interés por investigar sobre estos.

Dicho fenómeno desencadena ignorancia y falta de criterio a la hora de elegir por algún diputado. Para Artiga a los partidos les interesa más el voto por bandera, pues de esa manera ellos tienen control sobre grupos parlamentarios cohesionados. “Incentivar el voto por rostro es darle mayor poder a la ciudadanía y que el diputado tenga la duda a quien ser leal, a la ciudadanía o al partido” mencionó el politólogo.

José Amaya, delegado del TSE, argumenta que la información  fue transmitida de forma general, tanto en ideales partidarios como en candidatos partidarios. Además incentiva a los jóvenes que siempre tengan un pensamiento crítico y que no se dejen llevar por canciones y apariencias, sino por un análisis exhaustivo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta