Fotografía: Eduardo Rogel

Por Eduardo Rogel

Han pasado veintiséis años desde que la Licenciatura en Comunicación Social fue fundada en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA). Esta carrera ha sido testigo de cambios constantes en el país, que van desde el fin del enfrentamiento armado hasta la crisis de pandillas y violencia que vivimos en la actualidad. Parte de los periodistas y comunicadores graduados de la UCA han sido los encargados de contarnos la historia diaria de El Salvador.  

El acto de ignauración tuvo lugar en el Auditorio “Segundo Montes” de la UCA. Los asistentes fueron en su mayoría estudiantes de la carrera. / Fotografía: Eduardo Rogel
El acto de ignauración tuvo lugar en el Auditorio “Segundo Montes” de la UCA. Los asistentes fueron en su mayoría estudiantes de la carrera. / Fotografía: Eduardo Rogel

Un grupo de 53 jóvenes egresados de la carrera, han sido los encargados de organizar “La Semana del Comunicador UCA” 2017. Esta engloba el perfil profesional de sus practicantes, docentes y alumnado por medio de una agenda de temas y talleres que responden a las inquietudes actuales de los medios de comunicación.

La ponencia de apertura, “Retos del Comunicador UCA en la época de la posverdad” contó con las intervenciones de Willian Carballo, Coordinador de Investigaciones de la Escuela de Comunicación Mónica Herrera; César Castro Fagoaga, director editorial de la revista Factum; Sergio Arauz, periodista de elfaro.net y Lourdes Quintanilla, coordinadora de la sección de economía de La Prensa Gráfica. Todos los ponentes son ex alumnos de la UCA.

Vivimos en la era con mayor acceso a la información en la historia, todo gracias al internet y las nuevas tecnologías. Y así como cambia el contexto, también lo hacen los nuevos periodistas. Profesar en esta área trae consigo muchos retos, sobre todo cuando la información se vuelve cada día más accesible y cambia constantemente.

César Castro Fagoaga mencionó la necesidad de la búsqueda por la verdad, para así evitar desinformar a las audiencias. / Fotografía: Eduardo Rogel
César Castro Fagoaga mencionó la necesidad de la búsqueda de la verdad, para así evitar desinformar a las audiencias. / Fotografía: Eduardo Rogel

Según César Castro Fagoaga, hoy en día los medios de comunicación tradicionales han perdido mucha de su veracidad debido al fenómeno del internet o las breaking news. Para Fagoaga, los comunicadores deben verificar su información en todo momento y no sumarse a la ola de informalidad y rapidez con la que muchos medios basan sus notas en la actualidad.  

Aun cuando el internet sea una herramienta estratégica para los comunicadores, también puede ser una limitante. Así lo menciona el Lic. Daniel Rivas, uno de los fundadores de la Licenciatura en Comunicación Social de la UCA. Para Rivas, el internet representa en algunos casos una gran distracción para los estudiantes. Sin embargo, es un factor que no se puede cambiar, así que el reto debe apuntarse a la transformación de los métodos de enseñanza de las universidades que permitan utilizar estas técnicas.

Lourdes Quintanilla inició como editora en la revista Comunica y considera que es uno espacio con gran potencial para el periodismo estudiantil. / Fotografía: Eduardo Rogel
Lourdes Quintanilla inició como editora en la revista Comunica y considera que es un espacio con gran potencial para el periodismo estudiantil. / Fotografía: Eduardo Rogel

Para Lourdes Quintanilla, el reto que los comunicadores UCA tienen es informar con un propósito. Hay que publicar notas que le sirvan a la población y le ayuden a entender la realidad. Para Quintanilla, la clave está en apuntarle a los formatos claros y objetivos. Volver  los datos más divulgativos y con mayor acceso a todo tipo de consumidores, en especial, a aquellos que se ven más afectados por la desigualdad social.

Por su parte, Willian Carballo mencionó que los comunicadores de ahora deben ser mutantes. Cada vez más se adoptan nuevos factores en las dinámicas periodísticas, como el aspecto viral, los seguidores, los likes y la cultura del espectáculo. Para Carballo, es importante aceptar que la realidad ha cambiado, pero ser críticos dentro de esa misma realidad.

Para los ponentes, no solo es importante apuntarle a los contenidos, sino también a las audiencias para las que se está escribiendo. / Fotografía: Eduardo Rogel
Para los ponentes, no solo es importante apuntarle a los contenidos, sino también a las audiencias para las que se está escribiendo. / Fotografía: Eduardo Rogel

Ser comunicador en la era de la información y las nuevas tecnologías requiere de nuevos retos. Los jóvenes periodistas tienen la meta de crear contenidos con profundidad y de carácter completo, pero que además, puedan ser leídos y discutidos por todo tipo de audiencias. Hay que apuntarle a que la tecnología no le quite seriedad al periodismo, pero también ser los suficientemente profesionales para usar la tecnología de manera estratégica.

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta