Por Doris Rosales y Laura Flores

Según el poeta salvadoreño Vladimir Amaya, la poesía es el modo más complejo y profundo de explicar la vida y todo puede entrar en ella. Sin embargo, se suele pensar que sólo puede hacerse poesía con los elementos clásicos que se han impregnado en ella durante siglos. Los jóvenes que están escribiendo, en su mayoría, no logran desembarazarse de los temas clásicos a los que apelan los versos, como el amor, la locura y la muerte; cuando su entorno está saturado de elementos que como generación les pertenecen.

Las redes sociales y su terminología podría ocupar un lugar importante en los poemas de los escritores jóvenes, pero se rehúsan a utilizarlas. Esto, según Amaya, puede ser resultado de un elemento cultural que nos distingue como nación: el temor al cambio y de mostrar algo nuevo que puede ser motivo de burla por lo novedoso que resultaría en una sociedad que prefiere lo ya conocido.

Foto cortesía de Vladimir Amaya. De su gira poética ¨10 Años como si fueran 50¨
Foto cortesía de Vladimir Amaya. De su gira poética ¨10 Años como si fueran 50¨

Cuando se le preguntó a la poeta Lourdes Ferrufino sobre qué es necesario para que los jóvenes que escriben puedan introducir  estos cambios en el lenguaje poético, respondió: “tener la sutileza de no caer en algo demasiado obvio. Se pueden incluir nuevas formas del lenguaje en el poema porque lo impregna de actualidad. La mayoría evaden estos elementos porque es difícil incluirlos”.

Para la poeta Susana Reyes, estos cambios en el lenguaje poético implementados y utilizados  de la manera correcta pueden lograr introducirse con éxito en el mundo de la poesía. ¨Estos términos pueden ayudarnos a leer mejor nuestro entorno, pues uno escribe desde donde se coloca para leer al mundo. Es así como nos sabemos en nuestra casa, en el lugar que habitamos. En nuestro tiempo ya no debemos cruzar valles para huir del recuerdo de alguien, lo más probable es que tengamos que borrar las conversaciones  de Facebook con esa persona, o la canción en nuestro celular que nos hace recordar lo que pasó¨, explica.

Sin embargo, Roxana Beltrán, poeta y catedrática de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), opina que la poesía tiene un lenguaje ya definido que ha sido instituido para este género literario. Considera que el uso de términos de las nuevas tecnologías vuelve a la poesía superficial y le da un carácter más efímero. Por ejemplo, sustituir ¨te escribo cartas¨ por ¨te escribo whatsapps¨, carga el lenguaje de un elemento de instantaneidad; a diferencia de las cartas, que denotan tiempo, dedicación y espera. Según la académica, es difícil que estos términos o conceptos puedan anclarse al lenguaje poético porque están en cambios constantes, y su incorporación cambiaría drásticamente el sentido que tiene este género literario.

A pesar de esa postura, el lexicógrafo Erick Rivera expone que el problema no estaría en la implementación de tecnicismos, que en su mayoría pertenecen al inglés , si no en que estas palabras violenten normativas gramaticales u ortográficas y que además se usen pese a tener palabras españolas ya existentes. ¨Habría que valorar su idoneidad. Que esto no se entienda como una negativa total a su uso en el español actual. Porque si por ejemplo nos referimos a palabras de otros idiomas, hay que tomar en cuenta que el español se ha nutrido de otros idiomas desde siempre. Prueba de ello es la enorme influencia del árabe en nuestro idioma. O del francés o del inglés, etc. Hay autores que tocan este tema siempre señalando que la posibilidad de buscar palabras que ya estén en el léxico español en lugar de utilizar algunas más nuevas o con influencia directa de idiomas más penetrantes en tiempos modernos¨, concluye.

En El Salvador son pocos los jóvenes que se atreven a utilizar estos elementos en sus textos. Uno de ellos es Efraín Caravantes, poeta y artista visual, quien trabaja justamente con la poesía visual. Según Vladimir Amaya, ¨sus textos tienen como columna vertebral lo aparente inconexo, además de inspirarse en técnicas dadaístas. Caravantes también trabaja en sus poemas la paradoja de los medios de comunicación. Opina que se tiene todo al alcance a través del mundo digital; sin embargo, es cuando estamos más incomunicados¨.

¨Hey there! I am using whatsapp¨, es uno de los poemas de Caravantes, que fue creado a partir de estados de contactos de whatsapp. El poema es una mezcla de frases y palabras en español e inglés. A continuación un breve fragmento del poema:

¨Hey there! I am using whatsapp¨

Disponible

sometimes making something leads to nothing

Háblame

Daydreamer

No more tears

Dance to the radio

Somos desconocidos concibiéndose como un inmenso mundo que explorar

Feliz con mis amores

La verdad, la bondad y la belleza

Con los brazos bien abiertos <3

No hay comentarios

Dejar una respuesta