Por Sara Brunet

En El Salvador, la política siempre ha creado un vínculo con los diferentes ámbitos de la sociedad. Una de esas conexiones ocurre en el área comunicacional. Este fue el tema principal del conversatorio titulado “La comunicación política y el rol del comunicador de cara a la campaña 2018-2021”, que se desarrolló en el marco de la “Semana del Comunicador UCA”, de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas”.

Los ponentes fueron Claudia Ivón Rivera, coordinadora de los Seminarios de Graduación de la Licenciatura de Comunicación Social de la UCA; Fernando Romero, periodista de la revista Factum; Dora Crespín, jefa de Comunicaciones e Imagen Institucional de la Alcaldía de San Salvador; Sergio Arauz, periodista de El Faro.net y Metzi Rosales Martel, jefa de Seguimos Unidos, una campaña por la despenalización del aborto.

Las comunicaciones nos permiten crear lazos con nuestra realidad y a la vez nos determinan de qué manera debemos analizar cierta información que se nos presenta en los momentos de campaña. “No debemos permitir que las noticias y las campañas publicitarias nos manipulen, pero tampoco debemos ignorar su influencia en las diferentes circunstancias”, dijo Sergio Arauz.

Foto por: Michelle Mangandy
Foto por: Michelle Mangandy

Las redes sociales jugarán un papel propagandístico importante en las próximas elecciones, ya que son consideradas como otro medio más de publicidad. “El problema de las redes sociales es que plantea una burbuja, algo que no está sucediendo realmente”, destacó Metzi Rosales. Es importante lograr reconocer el límite existente entre la verdad y lo que te desean vender los partidos políticos, acotó.

El periodista de la revista Factum, Fernando Romero, mencionó la importancia de las redes sociales como propulsoras de campañas políticas. “No debemos subestimar las redes sociales, pero tampoco girar en torno a ellas”, señaló.

Detrás de una campaña electoral, además de la imagen y las propuestas de los candidatos, se encuentra el interés político del partido para lograr la manipulación mediática de las ideas de la población. Es aquí donde entra el rol del comunicador, quien tiene que estar informado sobre la realidad, hacer las preguntas claves, perfilar las figuras políticas y ser sabedores de la coyuntura nacional e internacional, recalcó Rosales.

Las comunicaciones en la actualidad, tienen la potestad de generar y controlar el pensamiento, fabricar opiniones y prejuicios, y limitar o agudizar un determinado proceso político bajo la presión ciudadana. Es el deber de todo comunicador efectuar su trabajo de la mejor manera.

Guardar

Guardar

No hay comentarios

Dejar una respuesta