Iglesia llama a no privatizar el agua

0
446
La jerarquía católica pidió a la ciudadanía movilizarse para exigir su derecho al agua y a los diputados respetar 92 artículos de la Ley General de Aguas que fueron aprobados en 2012. /Foto de Ana Torres.

La Conferencia Episcopal de El Salvador (CEDES) dio a conocer su postura frente a la iniciativa de privatizar el agua. El arzobispo de San Salvador, monseñor José Luis Escobar Alas, junto a los demás miembros de la CEDES, expresaron su descontento frente la iniciativa y llamaron a la población a manifestarse.

Por Ana Torres

La jerarquía católica exigió a los diputados y diputadas de la Asamblea Legislativa respetar los 92 artículos de la Ley General de aguas aprobados en 2012, y que respaldan los derechos de los salvadoreños en el uso y acceso del vital líquido.

“Estamos marcando una posición y pidiendo que el pueblo se manifieste, haciendo legitimo su derecho de participación ciudadana ante la Asamblea Legislativa, ya habrán iniciativas y por supuesto dentro de la iglesia también”, dijo el arzobispo capitalino y presidente de CEDES, José Luis Escobar.

Ante la versión de diputados de derecha que no buscan privatizar el recurso sino poner su administración en manos privadas, el arzobispo agregó que “es triste cuando se usa un lenguaje falso. Yo diría que cuando se pretende engañar al pueblo se comete una grave injusticia, porque el pobre pueblo donde estamos nosotros no es ignorante, es sabio, y esto es ofender la inteligencia de las personas y hacerlo rápido y de modo que cuando nadie se de cuenta ya se aprobó también es una falta grave contra el pueblo”, expresó Alas. 

 

Los obispos abogan porque sea el Estado el garante del derecho ciudadano al agua, lo cual debe ser garantizado en la ley que se discute en la Asamblea Legislativa. /Foto de Serafín Valencia
Los obispos abogan porque sea el Estado el garante del derecho ciudadano al agua, un recurso escaso para el futuro. /Foto de Serafín Valencia.

Por su parte el obispo de Santiago de María, monseñor William Ernesto Iraheta y el de San Vicente, monseñor Elías Rauda dieron a conocer la gran necesidad que hay entre los habitantes de estos territorios, y que con esta iniciativa se volvía imposible el llevar el vital líquido a las personas.

“Muchas veces tenemos el agua que corre pero no los medios oportunos para guardarla y retenerla. Tenemos personas que aun van a buscar el agua en carretas, necesitamos que estas personas, especialmente las más necesitadas tengan agua”, declaró monseñor Iraheta.

“Tenemos agua de lluvia pero no potable, no tenemos 24 horas, no queremos solo agua 24 horas, queremos calidad de agua. Tenemos los chorros pero no tenemos el tratamiento como se debería, y esto señores no es cuestión de derecha o izquierda, es de muerte o vida de la gente”, expresó por su lado monseñor Rauda.

No hay comentarios

Dejar respuesta