IDHUCA busca reconocimiento de desplamazamientos forzados internos

0
66
El Estado salvadoreño se niega a reconocer los desplazamientos forzados interno, pese a la preocupación internacional por el fenómeno./ Foto cortesía del IDHUCA.

El IDHUCA junto a la organización Asylum Access presentaron un recurso llamado “amicus curiae”, que busca reconocer y apoyar a las más de 200,000 víctimas de desplazamiento forzado  interno en El Salvador.

Por Ana Torres

El director del Instituto de Derechos Humanos de la UCA, (IDHUCA), padre José María Tojeira y el abogado Manuel Escalante, acudieron a la Corte Suprema de Justicia a presentar un recurso que ayude a respaldar a las familias salvadoreñas que sufren desplazamientos forzados.

El recurso llamado Amicus Curiae es un informe recopilatorio del tema de los desplazados en El Salvador, contiene ejemplos de casos exitosos en otros países y recomendaciones para las instituciones encargadas de velar por los derechos de los desplazados.

Esta problemática no ha sido reconocida por las autoridades salvadoreñas, quienes hablan solamente de movilidad interna en el país; sin embargo, este fenómeno ha ido en crecimiento en los últimos años, debido a la fuerte ola de violencia que se vive en El Salvador.

De lo que se trata digamos es de pedirle a la Corte que insista ante las autoridades tanto de la Asamblea como del Ejecutivo en reconocer el problema del desplazamiento interno y en desarrollar mecanismos para la protección de las personas, como lugares de refugio, rutas de salida de los lugares donde están, que la gente sepa donde ir en estos casos y también mecanismos de reubicación de las personas”, dijo el padre Tojeira.

El "amicus curiae" es un informe escrito que se interpone para defender un interés de trascendencia general./ Foto cortesía de IDHUCA.
El “amicus curiae” es un informe escrito que se interpone para defender un interés de trascendencia general, como cuando está en juego la defensa de los derechos fundamentales./ Foto cortesía de IDHUCA.

Según el director del IDHUCA, las estadísticas de desplazamiento calculan cerca de 200 mil desplazados dentro de nuestras fronteras, pero este cálculo puede no ser exacto, porque las solicitudes que como institución reciben son muchas. Se maneja un cálculo de 70 a 80 familias a las que el IDHUCA ha ayudado, solamente con asilo externo.

Estamos haciendo un llamado a que a través de la Sala de lo Constitucional el Estado reconozca lo que es un desplazamiento forzado, algo que el sistema de seguridad pública no quiere hacer. Y el reconocimiento no es sólo para dar el nombre, sino para que se apliquen políticas públicas”, declaró también el abogado representante del IDHUCA Manuel Escalante.

Para Naciones Unidas, el término desplazados tiende a confundirse con el de refugiados, sin embargo se ha establecido que la diferencia se encuentra en que los primeros no han cruzado fronteras exteriores, pero si se han visto obligados a desplazarse por motivos de guerras, violencia generalizada o conflictos, pero que se encuentran siempre bajo la protección de su gobierno.

El ministro de Justicia y Seguridad Pública Mauricio Ramírez dijo en un foro público el pasado 26 de abril, que el fenómeno de desplazamiento forzado no es reconocido en el país porque no cumple las tres características principales en el marco de derecho humanitario, que son:

1- Un conflicto armado interno, 2- que sea producto de graves y reiteradas violaciones a derechos humanos en la que los agentes estatales tienen una participación directa y masiva, y 2- que sean hechos generalizados y masivos originados por la violencia.

Nosotros consideramos que la situación que el país tiene, no posee esas características, es una situación compleja y multicausal”, concluyó el funcionario de seguridad.

No hay comentarios

Dejar una respuesta