Colorida celebración cívica con toque a feria de comercio

0
709
Desde tempranas horas diferentes comerciantes se instalaron a los alrededores del estadio Jorge “Mágico” González para ofrecer sus productos.

El 15 de septiembre para muchos es una fiesta cívica, pero, para otros, este día es una oportunidad para hacer comercio. Salvadoreños utilizan los días festivos  para salir a vender diversos productos a los alrededores del estadio Jorge “Mágico” González.

Por José Payés y Francisco Ramírez

Camisas, banderas, bufones, binchas, pulseras y demás artículos con distintivos patrios, fueron ofrecidos en la cercanía del Estadio Jorge “Mágico” González, en San Salvador, durante las fiestas patrias del 15 de septiembre. Diferentes comerciantes se hicieron presentes para vender sus artículos a la población salvadoreña que se hizo presente a la celebración cívica de Independencia Patria.

Ana López, comerciante de ropa deportiva durante veinte años, colocó su puesto de ventas a un costado del estadio, lugar de concentración de desfiles estudiantiles y militares. Ella menciona que cada 15 de septiembre asiste a la celebración con la esperanza de vender; sin embargo, con el tiempo, las personas consumen menos. Por este motivo, se ve obligada a vender productos más accesibles para la población. “Los precios varían por la situación, la gente no alcanza a comprar una camisa cara, por eso le bajamos el precio; aunque sea de menor calidad”, mencionó López.

Los payasos con los pinta caritas fueron una de las atracciones más llamativas en las afueras del estadio Jorge “Mágico” González.
Los payasos con los pinta caritas fueron una de las atracciones más llamativas en las afueras del estadio Jorge “Mágico” González.

Pero los artículos alusivos a la independencia patria no son los únicos comercializados: también asisten negociantes de textiles y juguetería, como ropa interior femenina y masculina, osos de peluches e incluso payasos con pinta caritas que hacen de esta celebración, un negocio.  “A nosotros lo que nos hace venir aquí, como todos los salvadoreños,  es el hambre, la necesidad”, mencionó el payaso  bajo el seudónimo “Cabalintín con queso”.

De igual manera hace mención que los mismos familiares de los participantes del desfile se preparan para vender agua, gaseosas, toallas, macetas, alimentos y diferentes artículos con la finalidad de generar un ingreso extra a sus hogares.

Por su parte, Margarita de Esquivel,  quien trasladó su puesto de venta a las calles de San Salvador, dijo que la afluencia de personas es la misma que  en otros años, pero el consumo de ellos es menor. “La celebración del 15 de septiembre es un buen evento para vender, pero lo que influye es la economía, si la economía está mala, la gente no gasta, solo vienen a ver”, mencionó.   

De igual forma, de Esquivel aseguró que hoy día la afluencia de comerciantes es masiva, ya que muchos estarían buscando nuevas formas de ingresos económicos. A raíz de eso, se ha tenido la necesidad de buscar la manera de generar ingresos.  “Por eso la venta está baja, porque hay más vendedores y menos compradores”, afirmó la vendedora.

No hay comentarios

Dejar respuesta