Expertos en economía y tránsito terrestre opinan sobre las implicaciones que conlleva el nuevo período de vigencia

por: Daniela Salgado y Silsa Pineda

La prórroga  para que el cambio de placas de vehículos sea hasta el 31 de diciembre de 2021 no será de total beneficio para la población ni para las arcas del Estado, aseguran expertos en economía. La medida fue aprobada el pasado 15 de marzo  por los diputados de la Comisión de Obras Públicas, Transporte y Vivienda de la Asamblea Legislativa.

El presidente del Colegio de Profesionales en Ciencias Económicas (COLPROCE) y especialista en economía, Alfonso Goitia, afirmó que si bien los propietarios de vehículos ahorrarían 65 dólares del trámite y que supondría un gasto menor, se debe “visualizar que hay cuestiones escondidas en el sentido político”. Goitia pone en entredicho quién sale realmente beneficiado con el alargamiento del plazo al cambio de las placas.

“Esta recaudación podría servir para necesidades del mismo Viceministerio de Transporte (VMT), como mejoramiento de la red vial o programas sociales, pero el Gobierno tiene la limitante de un problema de liquidez fiscal (…) en ese sentido, cualquier fondo como éste podría servirle para resolver de alguna manera el pago de pensiones, Fondo para el Desarrollo Económico Y Social de las Municipalidades de El Salvador (FODES), subsidios, etc.” afirmó el presidente de COLPROCE.

Sin embargo, el diputado por el partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Carlos Reyes, dijo que “las placas de la inmensa mayoría de los vehículos de este país, (motos, pick up, buses, vehículos compactos, trailer), en el 99.99%, están en perfectas condiciones.” La comisión consideró que el aplazamiento se traduce en un ahorro para la economía salvadoreña.

La prórroga para el cambio de placas evitará que el Estado perciba $67 millones, afectando las finanzas del Estado.

Según el informe del Ministerio de Hacienda, Ingresos por Derechos de Placas, en el último cambio masivo que hubo en 2012 se recaudó un aproximado de 11 millones de dólares. De acuerdo con el VMT, el registro de vehículos en circulación ha aumentado desde entonces, por lo que con casi 1 millón 27 mil, las proyecciones de recaudación para este año son de 67 millones de dólares aproximadamente.

El director de tránsito del VMT, Edwin Flores, opina que el cambio de placas debió hacerse de acuerdo a la legislación, debido a que es “un tributo que ya está establecido por ley, creería yo, que debía haberse efectuado el proceso de cambio de placas. No es tan significativo como para decir que a partir de que no se percibió esa cantidad de dinero vamos a patojear más. No obstante, hay una cultura tributaria que tenemos que ir asimilando como contribuyentes”, señaló el funcionario.

Además, Flores sostiene que 11 millones de dólares recaudados es casi el equivalente a lo que utiliza el Ministerio de Salud (MINSAL) para atender a víctimas de accidentes de tránsito, por ejemplo. Aseguró que dejar de percibir estos ingreso, supondrá un déficit para subsanar estas obligaciones. 

Tanto Goitia como Flores apuntan a que la falta de esta recaudación afectará la liquidez fiscal de 2017, pese a que no sea una cantidad muy importante, pero sí pudo compensar necesidades prioritarias del país.

No hay comentarios

Dejar una respuesta