Boutiques al paso

1
12952

 Por Julissa Menjívar y Jorge Cruz

Los miércoles y sábados  muchas mujeres se dedican a vender ropa de segunda mano en las cercanías de Metrocentro San Salvador, previamente, dedican uno o más días para visitar establecimientos de ropa usada y así adquirir lo “nuevo de la semana”.

El siguiente paso es toman fotografías de cada prenda. Algunas colocan la ropa sobre un fondo llamativo, otras utilizan maniquíes, mientras que otras la modelan ellas mismas. El propósito es que la prenda se vea atractiva ante los potenciales clientes.  

Finalmente las publican en sus cuentas de Facebook, en las que  tienen cientos de contactos. En cada fotografía especifican tallas, precios y si la prenda tiene alguna avería, si uno de los contactos quiere la prenda la debe reservar mediante un comentario.

Posteriormente, vendedora y cliente intercambian números de celular y coordinan el día de entrega.

Los días destinados para adquirir mercadería, promocionarla durante toda la semana, y los días de entregas resultan agotadores. Sin embargo, para estas mujeres, este peculiar trabajo significa la única posibilidad de llevar ingresos al hogar cuando existen dificultades para encontrar un empleo formal. También representa la libertad de administrar un negocio, y para muchas, dedicarse a esto es ver materializado el sueño de poseer su propia boutique.

 

 

1 Comentario

Dejar una respuesta