Álvaro Artiga: la lucha por el agua va más allá de su administración

0
275
El politólogo señala falta de conducción en las expresiones populares contra la privatización del agua. /Foto de Vilma Laínez.

El politólogo de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas, UCA, Álvaro Artiga, señala que la escasez del agua, la explotación de ríos con fines comerciales y los permisos otorgados para ese fin deben ser debatidos en el marco de la lucha contra la privatización del agua.

Artiga señala también que en esta lucha no hay un liderazgo fuerte que movilice al país, pues las expresiones se están quedando en la capital y no se activan los pueblos donde la escasez del agua ya está pasando factura.

Por Vilma Laínez

¿Cómo está viendo las luchas en defensa del agua?

El resultado del 4 de marzo cambia el escenario en términos de las posibilidades que tiene el FMLN a partir del primero de mayo para tener fuerza legislativa, para negociar con otros partidos políticos. El FMLN sale debilitado, con la alta probabilidad de perder el control del ejecutivo. Entonces yo creo que ahí hay un elemento que el FMLN lo lee como que hay que hacer algo para evitar, ya que no tiene fuerza legislativa, que la derecha, teniendo mayoría legislativa adopte cierta actitud contraria a los intereses populares.

¿Y lo podrían lograr?

Es como normal, cuando las demandas ciudadanas no pueden ser canalizadas por las vías institucionales, que en este caso sería la Asamblea Legislativa, entonces las organizaciones sociales buscan las calles. Esa ha sido la tradición en el país. Es una cosa normal en otros países que ante la debilidad o deficiencia de la canalización institucional de las demandas, pues se vayan a movilizaciones callejeras, a concentraciones, a mítines. Y yo creo que el frente está haciendo eso; lo que pasa es que no todo lo que está ocurriendo ahora es iniciativa del frente. Por eso uno entiende las fotos de Lorena Peña y Norma Guevara en una de las marchas sin vestimenta roja. Un poco midiendo el impacto de su presencia en una concentración en la que ellos tienen alguna participación a través de las organizaciones que son más cercanas.

El problema que puede tener esto es que termine el Frente queriendo captar esa movilización con fines electorales. No es que no deberían estar presentes, está bien que lo hagan. La crítica que yo haría es por qué hasta ahora, y no lo intentaron durante los nueve años que han estado en el gobierno, ya que negociaron otras cosas con la Gran Alianza por la Unidad Nacional GANA o con el Partido de Concertación Nacional PCN. ¿Por qué en esos paquetes de negociación no metieron este?

Porque no tienen el respaldo en este tema han dicho ellos…

Sí, pero negociaron, cedieron otras cosas. Miembros de GANA estuvieron en el gobierno. ¿Por qué no negociaron ahí? Les doy este puesto… Ahí hay un tema de cuáles fueron las prioridades.

¿Cuál sería el peligro de que el FMLN participe en esta lucha de las organizaciones?

Vamos a ver, el 4 de marzo hubo un rechazo por parte de un buen sector de la población al FMLN, es posible que la gente que rechazó al FMLN se sume a esta campaña, pero la presencia del FMLN podría ser un estorbo para que esto crezca más, porque hay la percepción de que, ahh… Esto es del FMLN.

Y podría quitarle la legitimidad a la lucha…

No le quita legitimidad, porque la legitimidad viene dada por el tema que es la defensa de un bien público, no porque esté o no esté el FMLN. Pero el FMLN puede intentar instrumentalizar y llamar a un sector de la población a oponerse contra la privatización, hacer concentraciones con esa finalidad, pero la finalidad es, para evitar que esto ocurra vota por nosotros en 2019.

¿Entonces no deben los partidos políticos meterse o abanderar esta lucha?

No se puede excluir, porque si es un bien público está bien que participen, pero esto no debe estar subordinado a una perspectiva electoral. O sea, no debe ser una bandera para ganar las elecciones, ni por el FMLN ni por Nuevas Ideas.

Pero no se duda que el tema les ha caído como anillo al dedo…

Depende de cómo evolucione esto. Porque esto está así como muy espontáneo, no hay una estructura que es la que está claramente movilizando a nivel nacional.

O sea, es muy poca la respuesta de la gente…

Ahí es dónde está el tema, que para eso se necesita vinculación territorial, y quien tiene vinculación territorial es el partido.

Pero la iglesia tiene presencia territorial…

Es que ese es el trabajo organizativo que no se ha dado. Porque la iglesia está trabajando, digamos, desde sus parroquias en la recolección se firmas, no está trabajando para organizar a la gente de las propias parroquias en torno a la defensa del bien público. Las universidades, digamos la nacional, la UCA, más bien pueden ser competidoras en el tema.

Pero se les está viendo participar…

Sí, pero no hay un nivel de coordinación. No hay una estructura organizativa que sea la que convoque, que sea la que está liderando, sino que se ha dejado a la iniciativa de cada quién.

¿Y eso es grave?

No, no es grave. Yo creo es muestra que hay un deseo en un sector de la sociedad de defender el carácter público de este bien, del agua, que está dispuesta a ir a una marcha. Por lo tanto eso debe ser aprovechado para ir más allá del tema puramente de la entidad, si va ser mixta, estatal, privada. Para mí, el tema del agua es más amplio que la pura administración. Si es cierto que es importante quién da los permisos, quién da las tarifas, pero también está el tema de que las aguas superficiales que estamos utilizando para beber, para uso humano, para los cultivos se nos están agotando.

¿Y no ve propuestas claras?

Ahí es donde las organizaciones que han estado preocupadas por este tema tienen más experiencia que la iglesia. Lo que yo veo es como una oportunidad que se puede perder por falta de decisión de asumir esto como una tarea, y por el intento de instrumentalizarla por algún partido político…

Para terminar ¿Cómo evalúa la actitud de los partidos de derecha, de ARENA principalmente?

Están cometiendo el error de querer hacerlo ya. Desde el punto de vista de sus intereses hubiesen esperado después de las elecciones presidenciales. Ahora ya se les volvió un problema. Ahora esto ya despertó que no hay que votar por este tema… por ARENA.

No hay comentarios

Dejar una respuesta