Agentes policiales violan derechos humanos de jóvenes

0
168
El informe "Abusos Policiales y Derechos Humanos" pretende contribuir a la comprensión del fenómeno de los abusos policiales y la generación de políticas públicas para prevenirlo. /Foto de Ovidio Bautista.

Agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) cometen abusos de autoridad y delitos que van desde ejecuciones extrajudiciales hasta violaciones sexuales en contra de la población joven, revela un estudio elaborado por dos organizaciones de derechos humanos.

Por Eduardo Cerén, Fernanda Martínez y Tania Ortíz

Un estudio realizado por la Instituto de Derechos Humanos de la UCA (IDHUCA) y el Servicio Social Pasionista, documentó 60 casos de víctimas de abusos policiales, los cuales fueron cometidos principalmente en horas del día y el lugares públicos como canchas de futbol. Entre esos abusos hay golpizas, allanamientos y capturas al margen de la ley.

De los 60 casos documentados entre los años 2014 y 2018, 29 son ejecuciones extrajudiciales, la mayoría cometidos contra jóvenes pobres y con edades de entre 19 y 29 años. El director del IDHUCA, padre José María Tojeira expresó que estos abusos cometidos en público buscan engendrar miedo en la ciudadanía.

La coordinadora de la investigación, Sandra Rivera, expresó que también encontraron casos de mujeres que han sido víctimas directas de violaciones a sus derechos humanos por parte de agentes policiales, como acoso y violación sexual contra mujeres jóvenes.

Agente de la PNC de Santa Tecla realiza registro a jóvenes jugadores de Pokémon Go, a quienes terminó agrediendo de manera física y psicológica. /Foto cortesía de Hato.
Agente de la PNC de Santa Tecla realiza registro a jóvenes jugadores de Pokémon Go, a quienes terminó agrediendo de manera física y psicológica. /Foto cortesía de Hato.

El vicerrector de Proyección Social de la UCA, Omar Serrano, mencionó que  la investigación se hizo con la intención de apoyar a la Policía Nacional Civil en la corrección de algunas de sus actuaciones, donde hay uso abusivo de la fuerza.

“A partir de estos datos se pueden establecer políticas y se puede establecer la formación adecuada para la propia policía, para la prevención del uso de la fuerza”, señaló también el padre José María Tojeira, director del IDHUCA.

Serrano agregó que las autoridades están respondiendo al problema de la violencia con una metodología de represión, y enfatizó en la importancia de ver que hay una normalización de la violencia y encubrimiento de violaciones a los derechos humanos por parte de la mismas autoridades.

EL "Foro Latinoamericano sobre Seguridad Pública en contextos de violencia# se desarrolló en el marco del XXIX aniversario del martirio de los jesuitas. /Foto de Ovidio Bautista.
EL Foro Latinoamericano sobre Seguridad Pública en contextos de violencia se desarrolló en el marco del XXIX aniversario del martirio de los jesuitas. /Foto de Ovidio Bautista.

Con estos datos de fondo, la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” UCA celebró el “Foro Latinoamericano sobre Seguridad Pública en contextos de violencia”, en el que participaron expertos internacionales y altos mandos de la Policía Nacional Civil.

El coordinador del Equipo de Seguridad Humana y Defensores de Derechos Humanos de la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Colombia, coronel Luis Novoa, habló en el foro sobre “la Seguridad Pública y la violación de los Derechos Humanos” e invitó a la policía salvadoreña a cumplir la ley.

Novoa afirmó que el desarrollo debe de ir emparejado con la seguridad, pero que ambos siempre deben respetar los derechos. También comentó que el ciudadano tiene derecho a pedir garantía de sus derechos. Además, estableció que la misión y la visión de la Policía Nacional Civil no están alineadas con la situación actual del país en términos de seguridad.

Por su parte Marisa Feffermann, psicóloga e investigadora del Instituto de Salud de Sao Paulo, Brasil, se refirió a la problemática de injusticia social y violencia que vive la juventud actual. Afirmó que los jóvenes al ser discriminados y considerados delincuentes por su color de piel o por el lugar en el que viven, acuden a involucrarse en las pandillas.

No hay comentarios

Dejar respuesta